Javier Velarde, vicepresidente en Latinoamérica de Sustentabilidad y Relaciones Externas de la principal empresa minera de oro y plata del país, destacó en el Consejo de las Américas la transparencia y las buenas relaciones con los trabajadores, las comunidades y autoridades estatales en la provincia de la Patagonia. Subrayó que a pesar de la inestabilidad económica de Argentina, las provincias de San Juan y Santa Cruz tienen mejor clima de inversión que Chile y Perú.

El vicepresidente en Latinoamérica de Sustentabilidad y Relaciones Externas de NewmontJavier Velarde, destacó como una “ventaja comparativa” que tiene la provincia de Santa Cruz para decidir las inversiones en explotación minera, “la transparencia y el buen relacionamiento con los trabajadores, comunidades y autoridades” y consideró que eso es posible trasladarlo al resto del país.

“La transparencia y el buen relacionamiento con los trabajadores, comunidades y autoridades es posible en Argentina, y eso es una ventaja comparativa; lo vivimos nosotros en Santa Cruz, que es donde operamos, y creo que se puede desarrollar en el resto del país”, dijo Velarde en durante su disertación en el foro organizado conjuntamente por el Consejo de las Américas y la Cámara de Comercio y Servicios en el Hotel Alvear de Buenos Aires.

“Solo con políticas y marco jurídico estable, transparencia y respeto de los derechos de las comunidades lograremos aprovechar la gran oportunidad que la minería representa para construir un futuro mejor para todos”, aseguró el representante de Newmont en Latinoamérica, quien realizó un panorama de la actualidad política de la región y como impacta en el sector.

Aseguró que en relación a otros países en Argentina hay poca exploración minera y para ello “se necesita agilidad en el otorgamiento de concesiones mineras y permisos de exploración, acceso a mano de obra calificada y equipos, pero también acompañamiento del Estado que permita prevenir y manejar adecuadamente el entorno social y ambiental y prevenir con ello conflictos con las comunidades”.

También pidió “contar con un entorno regulatorio y tributario estable y confiable, es decir que exista predictibilidad y respeto al marco jurídico existente”.

“Somos conscientes de la delicada situación que atraviesa la economía Argentina y los esfuerzos que hacen el Estado por manejar esta situación pero es indudable que las regulaciones cambiarias restrictivas afectan seriamente no solo la atracción de nuevas inversiones mineras sino también la continuidad de actividades mineras existentes y por supuesto también afecta a otros sectores productivos”, indicó sobre la actualidad económica.

Javier Velarde explicó que la minería es una industria de “larga maduración” porque demanda inversiones iniciales “muy considerables” además de tecnología de punta y mano de obra calificada. “Una operación de gran minería tomará entre 10 y 15 años, desde la identificación del depósito mineral hasta que se logra ponerlo en producción y esto irá acompañado de miles de millones de dólares de inversión. Durante este largo periodo de maduración los hechos económicos, políticos y sociales pueden afectar el desarrollo, no solo de nuevos proyectos sino también el normal desarrollo de las operaciones existentes, las que ya se encuentran en curso”.

“Otros aspectos que por supuesto afectan la competitividad minera son los requisitos y tiempos para obtener licencias y permisos, los costos de exploración, dificultades abastecimiento de insumos que forman parte de la cadena de suministros y las dificultades vinculadas al acceso de capital”, agregó.

“Todas estas dificultades hacen que el inversionista tenga un enfoque estratégico y mucha cautela al momento de tomar decisiones respecto de dónde quiere invertir”, afirmó y citó el índice de libertades económicas publicado en el 2022 por el Instituto Fraser de Canadá, que ubica a Argentina en el puesto 161 de 165 países. “Esto es obviamente preocupante ya que son precisamente las libertades económicas y la estabilidad jurídica lo que impacta positiva o negativamente en las inversiones. Sin embargo existen también aspectos positivos, el mismo Instituto Fraser publicó el ranking de regiones mineras más atractivas en el cual las provincias argentinas de San Juan, Santa Cruz y Catamarca se encuentran en posiciones muy expectantes sobre todo a nivel de Latinoamérica”, subrayó.

La Opinión Austral

Por Infomix

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *