La empresa funciona en capital y habría amenazado con desalojar este sábado a varios pacientes, algunos de ellos en casos terminales. Dura posición del Gobierno. “Libertadores SA desistió de su intento de dejar en la calle a pacientes con graves enfermedades”, dijo el presidente de la Caja de Servicios Sociales, Sergio Pérez Soruco.

La Caja de Servicios Sociales (CSS) acusó de extorsión a la empresa de hotelería Libertadores SA, luego de que esta anunciara el desalojo en sus establecimientos de pacientes afiliados a la obra social santacruceña.

A través de un escrito, la empresa que brinda servicios de alojamiento para la CSS para derivaciones médicas de alta compleja en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires consignó que no brindaría “más servicios para dicha institución, por motivos de incumplimiento en los pagos, falta de diálogo, adquisición de servicios de alojamiento a otras empresas, situación que no da una previsibilidad”.

De esta manera, se indicó que los afiliados de la CSS que se encuentran en los establecimientos hoteleros de esta compañía debían desalojar las instalaciones el sábado 13 de enero, a partir de las 11:00 horas, “al no brindarse más los referidos servicios”.

Este anuncio generó rápidamente la respuesta del presidente de la CSS, Sergio Pérez Soruco, quien se contactó de forma inmediata con el titular de la firma, Diego Gustavo Gauna. Luego de una charla telefónica, la empresa de hotelería lanzó otro comunicado en el que informó que se retrotrajo la medida: “Los pasajeros alojados en hoteles, apart hoteles y departamentos por ninguna razón serán trasladados o dejados sin alojamiento en su periodo de atención y recuperación”.

Posteriormente, y pese a que se diera marcha atrás con este desalojo, desde la CSS catalogaron la intención inicial de la empresa como “una extorsión inadmisible”. Asimismo, ratificaron, para alivio de los derivados en Capital Federal, que “Libertadores SA desistió de su intento de dejar en la calle a pacientes con graves enfermedades”.

El presidente de la CSS,  Sergio Pérez Soruco, consideró que la decisión de la empresa de hotelería constituye “un hecho insólito, de absoluta irresponsabilidad e inhumanidad”.

En esa línea, denunció: “¿Qué hay detrás de esta actitud miserable? Lo obvio y lo de siempre: quieren más dinero, que el Estado paga sí o sí con el aporte de cada ciudadano santacruceño”. Seguidamente, aseveró que posee la orden directa del gobernador de la provincia, Claudio Vidal, “de cuidar la vida y el bienestar de cada paciente”.

Para cerrar, Soruco hizo hincapié en que “nadie perderá su hotel, ni pondrá en riesgo su internación” y mencionó que se cumplirá con las auditorías iniciadas “a fin de constatar la legitimidad de las deudas exigidas a esta Caja y pagaremos lo que sea justo pagar”.

La Opinión Austral

Por Infomix

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *